No hay dolor más grande para un padre que perder a un hijo. A quienes no nos ha pasado, podemos imaginar el dolor, pero lamentablemente, hay padres que han tenido que sufrirlo en primera persona.

Isaac y Michelle, saben bien de lo que hablo. En 2013, esta pareja ha sufrido lo inimaginable con la pérdida de Zion, su pequeño de 6 años de edad.

Cuando llegó el momento de enterrar al pequeño, los padres, muy destrozados, querían que su ataúd se rodease de las cosas que amaba Zion, esos juguetes que tanto le gustaban a su hijo.

El juguete más importante para el pequeño era un camión de bomberos de plástico iluminado que ayudaba a tranquilizar al pequeño cuando tenía mucho miedo a la oscuridad para quedarse dormido.

Como si eso no fuera suficiente dolor para Isaac y Michelle, habían robado el camión especial de Zion de su tumba. Sus padres estaban tan angustiados que pidieron ayuda a los medios locales. Se hizo un llamamamiento y la respuesta de quienes quisieron ayudar fue increíble.

Y por si esto fuera poca alegría, unos días después, dos moteros, que no conocían a Isaac y Michelle, llegaron a su ciudad natal para hacer un envío especial.

A la pareja se les dijo que se encontraran con los motociclistas en el cementerio para que pudieran darles la sorpresa.

¡Estos completos extraños habían hecho una réplica del camión de Zion para que sus padres pudieran colocarlo en su tumba!

No te pierdas el siguiente vídeo (en inglés) donde verás cómo estos completos desconocidos ayudaron a esta pareja tan dolida:

Ningún padre se merece tener que vivir este calvario, pero al menos, lo que estos dos extraños hicieron por esta pareja nos ayuda a recordar que aún existen personas de gran corazón.

No olvides COMPARTIR esta historia si tú también crees que necesitamos más personas como estos dos motoristas para mejorar el mundo!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: