El personal del refugio de perros El Arca Animal Partido de Mar Chiquita, en Argentina, encontraron a Pakita caminando sola y perdida por la carretera.

Los voluntarios del centro, entre ellos Silvia Ferreyra, acogieron a Pakita con los brazos abiertos para tratar de buscarle un nuevo hogar y que mientras tanto estuviese en buen cuidado.

La perrita se quedó en el refugio durante dos años, ya que nunca aparecieron sus dueños ni nadie que conociese la procedencia de Pakita.

Lamentablemente, esto hizo sentirse a Pakita muy sola y deprimida. La probabilidad de que fuera adoptada disminuía cada día y mes que pasaba, ya que por desgracia, siempre son adoptados antes los cachorros, quedando de lado los perritos más mayores…

Animal Ark av PTDO. Mara Chiquita

Pero los voluntarios de Arca Animal no se daban por vencidos y seguían haciendo todo lo que en sus manos estaba por encontrarle un nuevo hogar a Pakita. Le hicieron una foto para subirla a Facebook y así atraer a familias que estuvieran interesadas en adoptarla.

Pero esto no era nada fácil.

Cuando intentaban hacer la foto a Pakita, que es muy tímida, ella se agachaba y giraba la cabeza. Pero finalmente, consiguieron poder hacerle una foto que era lo suficientemente buena para publicarla en Internet.

“Casi que inmediatamente recibimos un mensaje de una mujer que dijo que la perrita era de su hijo y que él la había estado buscando”, le cuenta Ferreyra a The Dodo.

Animal Ark av PTDO. Mara Chiquita

La mujer contó que su hijo, Ariel Naveira, pensaba que nunca más volvería a ver a su Pakita otra vez.

El hijo llegó al refugio de perros el día siguiente para comprobar si Pakita era efectivamente o no su perra. Aparentemente, Pakita también necesitaba algo que la convenciera de que Ariel Naveria era su dueño.

El momento que todos esperaban

Cuando la llevaron a dónde estaba su dueño, ella no estaba segura de que fuese él, y se escondió detrás de uno de los voluntarios asomando la cabecita entre sus piernas.

Al final sintió un olor conocido y puedes ver el momento exacto cuando ella se da cuenta de que sí es él. Es un momento precioso y muy emotivo, un privilegio que no muchos tienen el placer de ver, pero que por eso hemos querido compartirlo con vosotros.

Se ve claramente que Pakita está repleta de felicidad y cómo saluda a Ariel llenándolo de besitos.

- Advertisement -
Facebook Valeria Naveira

Pakita está tan feliz que empieza a ladrar y a gruñir. Es como si llorase de felicidad. ¡Me emociona ver el precioso reencuentro!

A continuación, podrás verlo todo en el vídeo, no puedes perdértelo:

Si a ti también te ha conmocionado, ¡no olvides COMPARTIR este artículo con todos tus familiares y amigos de Facebook!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: