Lamentablemente, nuestra sociedad está habituada a evaluar a las personas según su vestimenta, qué teléfono móvil utiliza o, por ejemplo, qué tipo de coche conduce.

Esto es algo que nos muestran todos los días los medios de comunicación y las redes sociales. Determina muchos de nuestros actos e inevitablemente acaba siendo absorbido por los más jóvenes.

Por eso, es propio que las madres vivan con la preocupación de que sus hijos comiencen también con esa vida absurda basada en juzgar a los demás por la simple apariencia o por cuánto de cara es la ropa con la que visten.

Esto es lo que le ha ocurrido a la madre de la siguiente historia, quien tuvo que dar una importante lección a su hijo para evitar que se convirtiese en un hombre superficial.

Cierra Forney tiene un hijo de 13 años de edad y, hace un tiempo, comenzó a darse cuenta de una actitud de su hijo que no le gustaba nada.

Su hijo adolescente se burlaba de los compañeros del colegio que compraban en tiendas de precios bajos como en Goodwill.

Esta madre quiere que su hijo sea un hombre respetable, educado y responsable, por eso no permitiría que su hijo fuese uno más, criticando por no tener los suficientes recursos y creerse superior a otros por el simple hecho de tener una mejor condición económica.

Por este motivo, decidió darle un castigo a su hijo que le diera una buena lección. Además, colgó su foto en Facebook explicando en qué consistió su táctica “pedagógica” con su hijo.

El post decía lo siguiente:

“Así que últimamente, mi hijo de 13 años ha estado actuando un poco…con derechos. Actúa como si fuera demasiado bueno para comprar en Wal-Mart o hace comentarios sarcásticos sobre los niños de la escuela que compran en Goodwill y bastantes otras cosas. No tolero eso. Hoy, se llevó 20 dólares de su propio dinero a Goodwill para comprar ropa que usará toda la semana en la escuela. Lo que sea que encuentre es lo que tendrá que ponerse. Él no está contento y derramó algunas lágrimas, pero creo firmemente que en 15 años mirará hacia atrás y se reirá el día en que su mamá lo hizo comprar en Goodwill. Quiero enseñar a mis hijos que el dinero no lo es todo y que si tienes que degradar a otras personas debido a dónde compran, entonces tú también comprarás allí. Nota al margen, ¡me encanta Goodwill!”

So lately, my 13 year old son had been acting a little… entitled. Acting like he's too good to shop at Wal-Mart or…

- Advertisement -

Publicada por Cierra Brittany Forney en Domingo, 25 de marzo de 2018

Lo que está claro es que a esta este adolescente no se le olvidará la lección que recibió por su madre en la vida. ¡Espero que de resultado a ella, deje de mirar a los demás por encima del hombro sólo por cómo se visten!

Si te ha gustado la táctica de esta madre para hacerle entender que a las personas no se las mide por la condición económica, ¡no olvides COMPARTIR este artículo con todos tus amigos!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: