Me puedo imaginar que trabajar como tripulante de cabina de avión puede tener sus incomodidades. Siempre hay alguien que no está contento, sea porque hay retrasos, o no está conforme con su asiento o simplemente porque se ha acabado algo de la carta de comida. Y realmente no importa si ha sido de verdad un error o no, porque el cliente siempre tiene la razón”.

Lo que los pasajeros rara vez piensan es que el personal de vuelo siempre hace todo lo posible para cumplir nuestros deseos y asegurarse de que estamos bien.

Que le pregunten si no a Sharon Radcliffe, quien tuvo la oportunidad de reflexionar mucho sobre ello después de ver lo que hizo el azafato Jeffrey Jones cuando de repente una pasajera enfermó.

Fuente de la foto: Wikimedia Commons

La enfermera Sharon Radcliffe iba a volar desde Detroit a Nashville a principios de marzo. Pero el avión ni siquiera había despegado cuando se presentó una dramática situación.

De repente Sharon vio como una señora mayor, que iba sentada unas filas por delante, comenzó a temblar de forma descontrolada.

Poco después un azafato se acercó a al mujer y le dijo que se levantase y fuese a la parte trasera del avión. Casi parecía que la estaba echando del avión.

Fuente de la foto: Shutterstock

Pero cuando Sharon iba a intervenir se dio cuenta de que el azafato tenía otras intenciones. El azafato Jeffrey Jones le dijo:”La llevamos a primera clase”.

El azafato había notado que la mujer tenía Parkinson, como su abuela. Así que sabía el estrés al que estaba sometida la mujer, y sin dudarlo había reaccionado rápidamente para hacerle el viaje más fácil a la anciana. Pero no solo le ofreció asiento en primera clase…

”Durante TODO el vuelo vi cómo el azafato estaba pendiente de ella, le daba golpecitos cariñosos en la espalda, la ayudaba a levantarse y dar pequeños (de su mano) por los pasillos”, cuenta Sharon Radcliffe en Facebook.

Fuente de la foto: Sharon Radcliffe/Facebook

El azafato hizo todo lo que estaba en su poder para que la mujer se sintiese bien. ¡Casi no se separó del lado de la mujer durante todo el vuelo!

Y cuando Sharon le preguntó si necesitaba ayuda, él le dijo que tenía la situación controlada.

”Pero mostró su agradecimiento por haber ofrecido mi ayuda. Cuando me senté en si asiento, tenía, de verdad, lágrimas en los ojos”, escribe Sharon Radcliffe en Facebook.

- Advertisement -
Fuente de la foto: Sharon Radcliffe/Facebook

Gracias al buen trabajo del azafato Jeffreys el vuelo fue bien. Y cuando aterrizaron, Sharon fue hacia él para mostrarle su sincero agradecimiento.

”Cuando me bajé del avión le dije a Jeffrey: ’Soy enfermera y estoy muy impresionada de cómo ha tratado a la anciana. Mi madre es bastante joven aún, tiene 70 años, y acaba de ser diagnosticada de Parkinson. Espero que un día alguien la trate como tú has tratad a esta señora”, escribe Sharon en Facebook.

Pero para Jeffrey, solo era un día normal de trabajo.

La próxima vez que vueles, agradece al personal el estar ahí para ayudarnos, y compensar así un poco las quejas y malas palabras que tienen que aguantar tantas veces.

¡Comparte si te apetece que se conozca el precioso gesto de este azafato!

Fuente: Newsner

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: